suministrosinformaticos.es.

suministrosinformaticos.es.

¿Qué es el freesync y por qué debería importarte en tu monitor?

¿Qué es el freesync y por qué debería importarte en tu monitor?

El freesync es una tecnología que ha llegado para revolucionar el mundo de los monitores. Esta tecnología se ha convertido en una de las preferidas por los gamers que buscan una calidad de imagen inigualable, ya que les permite disfrutar de una experiencia más fluida y sin interrupciones. A continuación, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el freesync y por qué debería importarte en tu monitor.

¿Qué es el freesync?

El Freesync es una tecnología desarrollada por AMD que permite a los monitores adaptar su tasa de refresco a la velocidad de fotogramas enviados por la tarjeta gráfica. Esto significa que si tu tarjeta gráfica produce 60 FPS (fotogramas por segundo), el monitor ajustará su tasa de refresco a 60 Hz, lo que permitirá que cada fotograma se muestre en el monitor justo en el momento que es procesado por la tarjeta gráfica.

¿Por qué es importante el freesync en tu monitor?

El Freesync es importante en un monitor porque permite que el monitor y la tarjeta gráfica trabajen en conjunto y proporcionen una experiencia más fluida a la hora de jugar o de ver vídeos. Antes de Freesync, los monitores tenían una tasa de refresco constante, por lo que los fotogramas enviados por la tarjeta gráfica a veces se "perdían" o se desfasaban, lo que producía una experiencia de juego inestable y molesta.

Con Freesync, el monitor ajusta su tasa de refresco a la cantidad de FPS que está produciendo la tarjeta gráfica, lo que permite evitar estos problemas de "perdida" o desfase de los fotogramas, y proporcionar una experiencia de juego más fluida y sin interrupciones. Además, la tecnología Freesync ayuda a eliminar el tearing (desgarro de la imagen) y la latencia (lag) que pueden afectar la calidad del juego.

¿Cómo funciona el freesync?

El Freesync funciona de una manera bastante simple. El monitor y la tarjeta gráfica deben soportar la tecnología Freesync. Cuando la tarjeta gráfica produce un número de FPS que coincida con la tasa de refresco del monitor, los dos dispositivos trabajan en tándem y proporcionan una experiencia de juego fluida y sin interrupciones. Si la tarjeta gráfica produce una cantidad de FPS menor al rango del Freesync, se utilizará la tecnología AMD LFC (Low Framerate Compensation), que funciona añadiendo fotogramas adicionales para mantener la fluidez a pesar de un FPS bajo.

Los monitores Freesync suelen tener un amplio rango de Freesync, lo que significa que pueden adaptarse a una amplia gama de FPS enviados por la tarjeta gráfica. Un monitor que tenga un rango de Freesync de 40-144Hz puede cambiar su tasa de refresco de 40Hz a 144Hz de forma dinámica, dependiendo de la velocidad de fotogramas que envíe la tarjeta gráfica.

¿Cómo saber si tu monitor es compatible con el freesync?

Para saber si tu monitor es compatible con el Freesync, primero debes saber si la tarjeta gráfica que tienes en tu equipo es de AMD. Si la respuesta es sí, lo siguiente que debes buscar es si tu monitor es compatible con la tecnología Freesync. Hay varias maneras de verificarlo.

En primer lugar, puedes buscar en el sitio web del fabricante de tu monitor si el modelo es compatible. Si no estás seguro del modelo exacto, puedes buscar por la marca y leer las especificaciones técnicas del producto. También puedes buscar lista oficial de monitores Freesync compatible en el sitio web de AMD.

¿Cómo activar el freesync en tu monitor?

Si tu monitor es compatible con el Freesync, puedes activarlo desde la configuración de la tarjeta gráfica de AMD en tu ordenador. Para hacerlo, sigue los siguientes pasos:

● Haz clic con el botón derecho del ratón en el escritorio de tu ordenador.
● Selecciona "Configuración de AMD Radeon".
● En el panel de control, selecciona "Visualización".
● Haz clic en "Freesync".
● Selecciona "Activar Freesync".
● Elige el tipo de sincronización que deseas utilizar: estándar o extendido.
● Asegúrate de que la frecuencia de actualización de la pantalla sea compatible con el Freesync.

Es importante tener en cuenta que para aprovechar al máximo esta tecnología, tu tarjeta gráfica debe ser capaz de producir una cantidad de FPS suficientes que estén dentro del rango de Freesync del monitor.

¿Qué tipo de juegos se benefician del freesync?

Cualquier juego que tenga una tasa de fotogramas variable puede beneficiarse del Freesync. Algunos de los juego que aprovechan mejor esta tecnología son los juegos de carreras, los de lucha y los de deportes. También es importante mencionar que no es solo el rendimiento de los juegos lo que se beneficia cuando se activa el Freesync, sino que también se nota una gran mejora en la calidad visual de la imagen.

Conclusión:

El Freesync es una tecnología importante para los jugadores y usuarios de computadoras. Esta tecnología permite que los monitores adapten su tasa de refresco a la cantidad de FPS enviados por la tarjeta gráfica, lo que proporciona una experiencia de juego más fluida y sin interrupciones. Si tienes una tarjeta gráfica de AMD y un monitor compatible con esta tecnología, te recomendamos encarecidamente que actives el Freesync para una experiencia de juego inigualable.